ALQUILA
FERRARI CALIFORNIA T

En Maranello el apellido California lleva presente en la marca desde los años 50, una denominación que siempre ha significado una cosa: placer de conducción a cielo abierto. Con el Ferrari California T esa tradición se cumple de principio a fin gracias a su motor V8, ahora turbo, su tecnología y además, también se puede tener el placer de admirar sus líneas elegantes y cautivadoras. Diseñado para la pista, esculpido para las calles, disfrutable en cualquiera de ellas, el California T es un acierto seguro en pasión al volante.

Elegancia y deportividad

Lo primero que destaca es el diseño, pues es obra de la colaboración con Pininfarina por parte del centro de diseño de Ferrari. Lo que se ha buscado en el California T es un equilibrio entre elegancia y deportividad, sofisticación cautivadora se podría decir. Todo ello en una carrocería con el espacio y la comodidad que un Grand Tourer como este debe ofrecer. Las líneas más marcadas del modelo se han inspirado según la marca en el Ferrari 250 California. 

De esta forma se repiten sus proporciones clásicas, dando como resultado un largo capó delantero para acoger su motor, junto a una trasera más musculosa y compacta que sigue a la cabina. Por supuesto la aerodinámica juega un papel clave en sus trazos y sus tomas de aire o elementos que redirigen el flujo del aire. 

En el frontal del California T domina una parrilla amplia, unos faros LED en forma de cuña y grandes tomas de aire para los nuevos intercoolers para refrigerar su motor turbo. En cambio la zaga tiene unos rasgos más deportivos, más provocadores, con un alerón integrado en el portón del maletero, para lograr más carga aerodinámica sin romper su elegante línea.

Descapotable de 4 plazas con interior de lujo

Pero sin duda lo mejor es quitarle el techo para que pase de coupé sofisticado a descapotable cautivador. Con el Ferrari California T esta acción se hace rápido gracias al techo rígido retráctil con paneles de aluminio. Pulsamos un botón y 14 segundos después podemos disfrutar de su conducción a cielo abierto. 

El interior del Ferrari California T es otro ejemplo de la artesanía que la firma italiana pone en sus deportivos. Como es un coche con el que viajar cómodamente se ha cuidado su ergonomía y la calidad de sus detalles. No falta el cuero semi-anilina o el aluminio pulido. El tablero de instrumentos y el túnel de transmisión están bien divididos, y el volante multifunción permite acceder rápidamente a las funciones primordiales. De este modelo Ferrari nos destaca que hay más espacio de almacenamiento para nuestros objetos de uso cotidiano. Por supuesto no debemos olvidar que tenemos dos plazas extra para dos acompañantes más con los que disfrutar de un buen paseo sin capota. 

Motor y prestaciones de purasangre

Pasando al apartado mecánico, el California T debe su nombre a su nuevo motor. La era turboalimentada llegó primero al descapotable Gran Turismo con un V8 que reduce la cilindrada pero a la vez mejora el rendimiento de paso que reduce el consumo de combustible. 

El nuevo V8 turbo es de 3.9 litros con inyección directa, y rinde 560 CV y 755 Nm de par, pudiendo llegar a girar hasta las 7.500 revoluciones por minuto. Para hacernos una idea del rendimiento, ofrece 145 CV por litro. 

Su transmisión también ha sido mejorada para seguir el rendimiento del motor de forma óptima. Esta es de doble embrague y permite al California T acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,6 segundos, y hasta los 200 km/h en solo 11,2 segundos. 

datos técnicos y especificaciones

Abrir chat